El futuro de los vehículos de guiado automático

El futuro de los vehículos de guiado automático.

EKS215a en funcionamiento

Puede que no sepamos adivinar el futuro con certeza, pero basándonos en las tendencias actuales del sector se puede llegar a aproximaciones bastante acertadas sobre el futuro de los vehículos de guiado automático. Cada vez más la automatización de procesos se convierte en una necesidad para llegar a obtener procesos más fiables, aumentar la productividad y el rendimiento, todo ello con un retorno de la inversión.

La tendencia actual en el mercado, sobre el futuro de los vehículos de guiado automático (AGVs) sigue siendo un crecimiento elevado, y se prevé que siga creciendo exponencialmente en los próximos años.

CLAVE 1 – De lo manual a lo automático

  • Teniendo en cuenta esta tendencia exponencial, el paso de sistemas manuales a sistemas automáticos es cada vez más común. Puede que un almacén no sea 100% automático, pero ya contará con algún elemento automatizado.

CLAVE 2 – Carretillas automatizadas y conectadas

  • Las AGVs seguirán los mismos patrones que hasta ahora han seguido de conectividad 4.0, de esta manera: los sistemas ERP estarán conectados con las AGVs, la extracción de datos será en tiempo real y habrá adaptabilidad a nuevos procesos en cualquier momento. ¿Cómo pueden llegar a ser las AGVs del futuro? Serán más compactas y manejables para optimizar el espacio en los almacenes y las rutas en las que éstas circulan.

CLAVE 3 – La robótica cambia

  • Podremos ver una constante evolución en la robótica y el software aplicado a los sistemas de AGVs. Los sistemas van a ser cada vez más inteligentes, conectados e integrados completamente en el entorno de trabajo. El flujo de comunicación va a ser continuo entre máquinas externas, ERP, personas y las propias AGVs. Para que todo esto funcione a la perfección, nuevos sistemas de interconexión saldrán a la luz permitiendo una mayor flexibilidad en sus operaciones internas. Como en todo sistema automático, la seguridad seguirá teniendo un papel fundamental en este tipo de soluciones, con lo que los fabricantes se adaptarán a las nuevas regulaciones, haciendo los sistemas aún más seguros y fiables.

Un claro ejemplo que muestra la evolución de la automatización y de las claves anteriormente nombradas es la industria de la automoción, que lleva muchos años impulsando este tipo de tecnología. Sus procesos internos, encajan perfectamente con esta tecnología, y en muchos casos les ayuda a mantener un orden dentro de su cadena de producción y almacén logístico.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *