Los sistemas de gestión de almacenes (SGA)

Los sistemas de gestión de almacén (SGA) son soluciones de software inteligentes que permiten que el usuario gestione, controle y optimice su almacén. De esta manera, la gestión de los procesos en almacenes es mucho más eficiente, se mejora el rendimiento y se reducen los costes. Las soluciones para los almacenes deben ser innovadoras y adaptables a las necesidades individuales, pero también tienen que ser siempre compatibles con las actualizaciones y con la integración de nuevos elementos en el almacén.

Normalmente, los SGA cuentan con estructuras modulares que permiten crear combinaciones de software estándar básico y otros módulos, adaptándose a las necesidades específicas de cada almacén. De forma ideal, un SGA debe estar formado por un amplio abanico de módulos estándar ya implementados y testeados y sólo deben configurarse aquellos que el cliente necesite para la gestión de su almacén. Esta característica permite que el software sea mucho más robusto porque está programado en su totalidad y, además, permite que la implementación de nuevos módulos sea rápida y segura.

Los módulos de un sistema de gestión de almacenes pueden trabajar en almacenes manuales, mixtos o automáticos con diferentes tamaños. Para cada clase de almacén, los sistemas de gestión deberán cumplir determinados requisitos, pero la simplicidad, la reducción de errores y la eficiencia serán siempre objetivos a conseguir. Una de las características que tiene que incluir el SGA ideal es la escalabilidad a futuro, que asegura que un sistema de gestión de almacenes se pueda adaptar a todos los cambios que se vayan dando en un almacén. De esta forma, el cliente no tiene que preocuparse por si su almacén cambia de lugar, tamaño, organización o de personal, el SGA se podrá ir adaptando a las características de la empresa. Además, incluso si una empresa crece de forma internacional, el SGA ideal ofrece disponibilidad en todas las ubicaciones del mundo y, en cada una de las filiales, el idioma correspondiente a la zona.

Imagen 1. Usuario trabajando con un software de sistema de gestión de almacenes.

Un SGA permite aumentar la eficiencia de la preparación de pedidos gracias a la gran variedad de estrategias que se pueden aplicar. De esta forma, los recursos del almacén están, en todo momento, bajo control y la distribución de los pedidos a los empleados correspondientes se puede realizar mediante criterios determinados como, por ejemplo, la optimización de trayectos. Los sistemas de gestión de almacén confieren seguridad a los procesos logísticos, ya que el stock está informatizado y controlado en tiempo real. Además, el SGA ofrece transparencia de datos porque permite analizar el rendimiento del almacén (usuarios, pickings, etc.) en tiempo real y realizar informes para tomar decisiones.

A la hora de decidirse por un software de gestión de almacenes es importante tener en cuenta el proveedor que lo comercializa. Es ideal que el proveedor ofrezca todos los servicios posibles de una sola mano, así el diseño, fabricación, venta, postventa y financiación se pueden contratar con una misma empresa. Este hecho permite que el cliente pueda estar tranquilo en todos los aspectos, ya que, si algún día el software sufre una avería, el tiempo de respuesta del proveedor será rápido y el servicio postventa tendrá el know-how necesario para solucionar cualquier problema que se pueda presentar. Por último, a la hora de adquirir un SGA, será también importante tener en cuenta las validaciones de empresas externas con las que cuente este software. Estas certificaciones son una comprobación de la estandarización del software que ofrecen una seguridad doble para el cliente.

Imagen 2. Proveedores como el grupo alemán Jungheinrich tienen su propia fábrica de software SGA y ofrecen todos los servicios de una sola mano. Además, Jungheinrich ofrece una atención personalizada a sus clientes durante las etapas de planificación y diseño del almacén y también proporciona soporte de acompañamiento durante los primeros días de funcionamiento del SGA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *