Soluciones de seguridad para el almacén

La seguridad en el almacén es un factor clave para personas, mercancía y máquina. Por eso, las soluciones de seguridad son fundamentales para evitar los accidentes y, sobre todo, para ayudar a prevenirlos. Además, la reducción de accidentes se traduce en un aumento del rendimiento y el ahorro por parte de la empresa, ya que no hay paradas o retrasos inesperados en la producción

Actualmente, existen muchas opciones y sistemas de asistencia que incrementan la seguridad en el almacén. En el área de prevención, destacan el sistema de alerta de personas y el sistema de detección de áreas de velocidad. El sistema de alerta de personas funciona de forma que, al detectar a una persona caminando en el trayecto de la carretilla, se avisa al operario que conduce la carretilla a una determinada distancia para que actúe con tiempo, y el aviso puede ser acústico, visual o un descenso de la velocidad de la máquina automáticamente. Por otra parte, el sistema de detección de áreas de velocidad reconoce la velocidad máxima a la que puede ir la carretilla en las diferentes áreas del almacén y reduce o aumenta la velocidad de la carretilla, de forma automática, según su posición.

En cuanto a las innovaciones en prevención, se pueden destacar opciones de control de acceso a la carretilla, que evitan que el operario ponga en marcha la carretilla sin haberse realizado una secuencia previamente (sentar, abrocharse el cinturón y encender la máquina), o permiten configurar la carretilla para controlar qué operarios pueden conducirla. Además, no hay que perder de vista la importancia de los cursos de carretilleros para los operarios, ya que, sin duda, se trata de una medida preventiva muy eficaz.

También es posible tomar medidas de seguridad en el transporte de mercancías. Hoy en día existen sistemas de protección de cargas como, por ejemplo, pantallas protectoras o indicaciones de advertencia. Además, algunas carretillas incluyen la opción de memoria de determinadas alturas del almacén, de forma que, al iniciar la marcha, el operario cuenta con alturas previamente configuradas en la carretilla. Por último, es posible incluir una videocámara en las horquillas de la carretilla para controlar la carga.

La protección contra choques es fundamental también, y opciones como la cámara de marcha atrás en la parte trasera de la carretilla son ideales para minimizar las colisiones y los peligros para las personas, máquinas y mercancías del almacén. Las cámaras de marcha atrás muestran al operario que maneja la carretilla una vista de la parte trasera de ésta a través de una pantalla y, si detecta una persona u obstáculo en su trayecto, emite señales acústicas y visuales. Esta solución de seguridad es una ventaja ergonómica para el operario, ya que puede disponer de una vista amplia de la parte trasera sin necesidad de girar la cabeza. Además, sistemas como el floorSPOT de Jungheinrich permiten detectar con tiempo a una carretilla que se esté aproximando. El floorSPOT es un LED que proyecta un punto en el suelo (a unos 5 metros de distancia de la carretilla) y que permite que el personal detecte tempranamente si una carretilla se está acercando.

En las carretillas elevadoras, la estabilidad es un factor clave para evitar el vuelco debido a una carga incorrecta. Hay sistemas de seguridad cuya finalidad es reducir ese riesgo como, por ejemplo, el control en curvas, que reduce la velocidad en las curvas según el peso de la carga que transporte la carretilla (a más peso menos velocidad y viceversa). Otra opción de seguridad es la configuración de una alarma de aviso cuando se detecte que una carretilla sobrepasa su capacidad residual.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *