B.Braun se pasa al Li-Ion

Las instalaciones de B.Braun incorporan una flota de 31 apiladoras eléctricas ERD 220 equipadas con baterías de iones de litio, además de un sistema de gestión integral de flotas.

La compañía de origen alemán B.Braun produce, comercializa y distribuye productos farmacéuticos y material médico-quirúrgico. Su centro logístico internacional, ubicado en la población de Santa Oliva, provincia de Tarragona, lleva en funcionamiento desde julio de 2014. En estas instalaciones tiene lugar la recepción, el almacenaje, la preparación y la expedición de mercancías a nivel nacional e internacional.

Con el fin de desarrollar y preservar un entorno seguro, eficiente y sostenible, B.Braun requiere de las tecnologías más punteras y respetuosas con el medio ambiente. Es por ello que ha apostado por el Li-Ion y se ha equipado con una flota de 31 carretillas apiladoras eléctricas ERD 220 de Jungheinrich, provistas de baterías de iones de litio.

 

La tecnología de iones de litio aterriza en B.Braun

Anteriormente, en el centro logístico de B.Braun se trabajaba con carretillas equipadas con baterías de plomo. La transición a las baterías de iones de litio supuso un enorme reto para la compañía, a pesar de tener claro el porqué de esta decisión y sus ventajas. “La tecnología de iones de litio nos proporcionaría un nivel de seguridad inalcanzable con las baterías de plomo, ya que no requieren mantenimiento ni se han de realizar cambios de batería”, explica Sergio Aranda, Jefe de Almacén, Ingeniería e Instalaciones en B.Braun. Con respecto a las ventajas medioambientales, añade: “Los ciclos de carga más cortos de este tipo de baterías las hacen más duraderas, facilitan su reciclaje y evitan que se desprendan ácidos, por no hablar de la nula emisión de gases”.

En cuanto al proveedor de la tecnología de iones de litio, B.Braun seleccionó a Jungheinrich porque “La tecnología de iones de litio que ha desarrollado Jungheinrich es moderna, novedosa, limpia, y no requiere cambios de batería, por lo que en consecuencia reduce los riesgos para las personas”, aclara Sergio Aranda.

 

Desaparecen los tiempos muertos

La actividad en el almacén de Santa Oliva se organiza en tres turnos completos de lunes a viernes. Los tiempo de descanso para los colaboradores en cada turno son una ventaja: “Al requerir unos tiempos de carga muy cortos podemos aprovechar estas pausas para cargar las baterías tantas veces como sea necesario, incrementando así nuestra productividad”, asegura Sergio Aranda.

Además de ofrecer unos tiempos de carga muy reducidos, las baterías de iones de litio no precisan mantenimiento, están operativas 24/7 sin necesidad de realizar un cambio, y no gasean, por lo que no se requieren salas de carga.

 

La implementación del sistema de gestión de flota

Además de desembarcar en el mundo de la tecnología de iones de litio, B.Braun ha apostado por el sistema de gestión de flotas integral. Basado en web, este software analiza al detalle y controla la actividad de flotas enteras de carretillas, independientemente de su tamaño y complejidad.

Esta solución permite a B.Braun administrar más eficazmente sus operaciones intralogísticas y aumentar la seguridad y la transparencia de su almacén. Según Joaquín Oliva, Responsable de manutención del almacén central: “El sistema de gestión de flotas nos proporciona un control preciso de la carretilla y del operario, y nos permite optimizar nuestros procesos y mediante el control de golpes, gestionar la seguridad de nuestras carretillas y nuestras instalaciones”.

Pie de foto: Las ERD 220 de Jungheinrich cargan, descargan y transportan productos farmacéuticos en el almacén de B.Braun de Santa Oliva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *