Inspección de estanterías

Los sistemas de almacenaje son elementos determinantes en la productividad de las empresas y éstos suponen un elemento clave en el rendimiento óptimo del despacho de mercancías. Según la normativa UNE EN 15635 existen siete sistemas de estanterías que deben ser sometidos obligatoriamente a inspección: estanterías de palets, estanterías tipo Cantilever, estanterías drive-in, estantería drive-through, estanterías por gravedad, entreplantas de varios pisos y estanterías de baldas.

El rendimiento, cada vez superior, de la expedición de mercancías provoca un aumento del riesgo de que las estanterías sufran daños y desperfectos, de forma que la realización de inspecciones deviene imprescindible para que un sistema de almacenaje funcione correctamente y se asegure la estabilidad de las estanterías y de las cargas que éstas soportan. La inspección de los sistemas de almacenaje consiste en realizar y documentar el control visual de las estanterías de un almacén, de acuerdo con las leyes y normativas vigentes y siguiendo un protocolo estandarizado.

Regalinspektion4813_Office_21482

Regale_Dlauf-Palette_E_0001_Office_12143

Ilustración 1 y 2. Ejemplos de sistemas de almacenaje.

El origen de los daños de los componentes de las estanterías puede ser muy diverso: el desgaste del material debido al paso del tiempo, el uso indebido de los equipos de trabajo o, incluso, modificaciones realizadas en la estantería sin previa autorización del fabricante. Estos daños, entre otros, tienen como consecuencia la reducción de la capacidad de carga de las estanterías y la pérdida de estabilidad de todo el sistema de almacenaje, suponiendo un agravante de los riesgos de accidentes tanto para las personas y máquinas como para las mercancías.

Las inspecciones periódicas de los sistemas de almacenaje permiten a los usuarios reconocer a tiempo los desperfectos y las causas de los daños en las estanterías, ayudan a prevenir accidentes graves y daños secundarios, reducen los costes de reparación (son un potencial de ahorro) e incrementan la seguridad y la salud de las personas, las máquinas y las mercancías almacenadas.

 

Mantenimiento de sistemas de almacenaje

Para asegurar el estado ideal de las estanterías, es necesario realizar el mantenimiento de los sistemas de almacenaje a través de las siguientes acciones:

  • Controles e inspecciones periódicas de las condiciones de la estantería siguiendo las normativas y leyes vigentes, y aplicando las recomendaciones y procedimientos para la prevención de riesgos.
  • Identificación de los elementos dañados que deben repararse.
  • Incorporación de los elementos de seguridad necesarios.
  • Reparación o sustitución de las estructuras y/o elementos que no se adecuen a la carga.
  • Documentación de las inspecciones y operaciones de mantenimiento.

Según la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (PRL), las estanterías son medios de trabajo cuya revisión e inspección periódica compete al empresario. Como responsable de asegurar dicha inspección, el empresario deberá encargar a un profesional la inspección del sistema de almacenaje, como mínimo, una vez al año. La Ley de Prevención de Riesgos Laborales también obliga al fabricante de estanterías a facilitar al usuario la información y formación necesaria para prevenir aquellos riesgos que se deriven del uso de los sistemas de almacenaje. De la misma forma, la Nota Técnica de Prevención 852 (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo) expresa que deben realizarse revisiones diarias por parte del usuario, semanales y mensuales por parte del responsable de almacén, y anuales por parte de un experto.

Por otra parte, la norma europea sobre el almacenaje en estanterías metálicas y el uso y mantenimiento del equipo de almacenamiento (UNE 15635) determina el uso y mantenimiento a que se deben someter las estanterías, de acuerdo a las especificaciones del fabricante y bajo encargo del empresario.

Regalinspektion4691_Office_21478
Ilustración 3. Comprobación del estado del larguero de una estantería.

 

Inspectores de estanterías y detección de daños

Los inspectores de estanterías deben ser especialistas con sólidos conocimientos técnicos y estáticos sobre estanterías y otros sistemas, y con posesión de un título de inspector/-a de estanterías. Además, deben conocer perfectamente todas las reglamentaciones, normas, requerimientos de las Mutuas Profesionales y las condiciones marco legales, y es importante que estén auditados por asociaciones competentes y que el protocolo de inspección que lleven a cabo haya sido elaborado por expertos pertenecientes a la asociación.

Las inspecciones se deberán de realizar con el almacén a pleno funcionamiento, y en los exámenes visuales que realizan los inspectores se deben comprobar, entre otras cosas, las deficiencias reconocibles visualmente (como deformaciones o desperfectos), la coincidencia de las cargas efectivas con las cargas admitidas del sistema de almacenaje y el cumplimiento de las normas y medidas de protección. Después de realizar la inspección, ésta se debe documentar de forma oficial con una etiqueta que se coloca en la estantería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *