La innovación en las carretillas retráctiles

La última generación de carretillas retráctiles incluye múltiples innovaciones que contribuyen a aumentar la seguridad del operario y su entorno, mejoran la ergonomía de los operarios, reducen el consumo energético e incrementan el rendimiento en el almacén.

 

Actualmente, el grupo Jungheinrich es el único fabricante que fabrica carretillas retráctiles todocamino. Estas carretillas son multidireccionales, lo que significa que, además de trasladarse longitudinal y transversalmente, pueden avanzar y retroceder en cualquier dirección de forma segura. Esta variedad de marchas es ideal para adaptarse a diferentes aplicaciones ya que, por ejemplo, la marcha transversal permite transportar cargas voluminosas en pasillos estrechos del almacén y almacenarlas en estanterías altas.

Imagen 1. Cinco modos direccionales de las carretillas de Jungheinrich.

 

Por otra parte, los frenos eléctricos en las ruedas porteadoras de las últimas carretillas retráctiles sustituyen a los frenos hidráulicos anteriores y eliminan el líquido de frenos, una sustancia fuertemente agresiva para la máquina. Además, con los frenos eléctricos se gana en fidelidad de vía en el frenado, en la marcha transversal y en el frenado de emergencia. En cuanto a la seguridad de las carretillas retráctiles, los nuevos posicionadores de horquillas integrados ofrecen una mejor visibilidad, gracias a una estructura más plana del bastidor y, también, son más sencillos, económicos y con capacidad nominal más alta. De esta forma, y con la mejora de la visibilidad, el operario, la carga y las instalaciones ganan en seguridad.

 

El trabajo es mucho más ergonómico con las últimas innovaciones en las retráctiles, ya que se integran todas aquellas mejoras ergonómicas de los modelos anteriores y se incluyen nuevas opciones. El control de la altura, el control de vídeo al apilar y desapilar y la altura de volante ajustable son algunas de las mejoras ergonómicas que existían en carretillas anteriores. Las retráctiles más innovadoras tienen el teclado de los cinco modos de navegación en un lugar accesible y ergonómico para los operarios y, además, cuentan con un tejadillo panorámico que ofrece una mejor visión hacia arriba para que la carga y las puntas de las horquillas siempre estén a la vista. Además, con la opción de cámara de marcha atrás, el operario puede controlar el área de detrás de la carretilla sin tener que girar su cuerpo.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes 2 y 3. Tejadillo panorámico para una mejor visión hacia arriba y cámara de marcha atrás en carretilla retráctil.

 

Por último, los sistemas de asistencia de las retráctiles mejoran el rendimiento de los procesos. Por ejemplo, la función de ‘Preselección de alturas automática’ permite que, con sólo un movimiento de la palanca de control por parte del operario, la carretilla reconozca automáticamente el nivel de apilado adecuado. De esta forma, ya no es necesario introducir y seleccionar la altura cada vez que se quiera apilar o desapilar y, además, el operario no pierde tanto tiempo buscando las ubicaciones exactas de cada carga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *