Nuevas opciones de carretillas recogepedidos verticales

Las nuevas recogepedidos de piezas pequeñas son ideales para usar en comercios, tiendas de bricolaje o almacenes de tiendas online, realizando picking o tareas de mantenimiento. Las recogepedidos de piezas pequeñas no tienen horquillas pero cuentan con bandejas de una capacidad de carga de 100 kg aproximadamente que permiten, entre otras, preparar pedidos sin palets colocando los artículos directamente en la bandeja. Además, las medidas compactas de este tipo de recogepedidos permiten una amplia maniobrabilidad en almacenes de pasillos estrechos y pasan por cualquier puerta.

Imagen 1. EKM 202 de Jungheinrich en un Supermercado

La altura de alcance de las carretillas recogepedidos de piezas pequeñas puede llegar hasta los 5,30 m (como es el caso de la nueva carretilla de recogepedidos de Jungheinrich), llegando incluso a artículos en un tercer nivel. La estabilidad de esta nueva carretilla es máxima en el modelo de Jungheinrich, incluso con el cestón totalmente extendido, gracias a la construcción en aluminio del mástil. Además, tanto el mástil de este tipo de carretillas como las cadenas están libres de mantenimiento.

 

El último modelo de carretilla recogepedidos optimiza las tareas del almacén a la vez que incrementa la seguridad. Con esta carretilla el operario goza una visibilidad máxima en todas las direcciones gracias al compacto diseño del mástil y a la ausencia del tejadillo protector, que no se requiere. Por otra parte, la plataforma dispone de puertas que garantizan la seguridad del conductor porque contienen resortes que se cierran de forma automática, sin necesidad de que el operario las cierre. Además, a determinadas alturas, el nuevo modelo de recogepedidos ofrece un bloqueo de puertas que aporta una seguridad adicional tanto al operario como a terceras personas. Otras opciones como los sonidos de alarma, las luces intermitentes o los parachoques de goma se pueden integrar en la carretilla para maximizar la seguridad.

 

El bastidor de este tipo de carretillas debe ser robusto y es ideal que no contenga plásticos en el exterior. Además, para obtener una maniobrabilidad alta y segura en el almacén, los últimos modelos que han salido al mercado tienen las ruedas dentro del contorno de la máquina y disponen de una protección óptima. De la misma forma, la opción de disponer de esta carretilla recogepedidos con la tecnología de iones de litio permite disfrutar de una batería sin mantenimiento y que ofrece energía suficiente para toda la jornada de trabajo, como es el caso de la EKM 202 (192 Ah, 4x 6V Bloques de batería). Con el cargador incorporado con cable espiral es posible cargar la máquina en cualquier enchufe de 230 V, sin necesidad de buscar más el cable correcto y pudiendo cargar la batería en cualquier momento y lugar.

Imagen 2. Carga de la carretilla recogepedidos de Jungheinrich a un enchufe de 230V.

En cuanto al manejo de la nueva carretilla recogepedidos, los operarios cuentan con una cómoda amplitud de plataforma que permite cambiar fácilmente de posición entre la conducción y la preparación de pedidos. Hay modelos que incluyen una esterilla de goma en la plataforma del conductor y una unidad de mando que permite la conducción a dos manos, elementos que mejoran la ergonomía y confieren una seguridad adicional al operario. Además, la bandeja debe ofrecer una buena visibilidad y es imprescindible que el operario cuente con una unidad de mando complementaria para la elevación, descenso o empuje en caso de emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *