Los sistemas de gestión de las empresas

Un sistema de gestión es un conjunto de elementos interrelacionados que permiten llevar a cabo una gestión y mejora continua de las políticas, los procedimientos y los procesos de una organización referidos a aspectos de diversa índole como, por ejemplo, la calidad, el medio ambiente, la seguridad y la salud, entre otras. Además, existen normas emitidas por organismos internacionales cuya principal función es establecer los requisitos necesarios para implementar un sistema de gestión. Algunos ejemplos de este tipo de normativas son: ISO (siglas en inglés de Organización Internacional para la Estandarización) y OHSAS (siglas en inglés de Sistemas de Salud Ocupacional y Administración de la Seguridad).

La implantación de sistemas de gestión en las empresas y organizaciones es completamente voluntaria y tiene como únicos objetivos la mejora continua de la empresa y el avance de ésta para llegar a ser una empresa referente en su sector. Algunas de las normativas ISO más conocidas son la familia de normas ISO 9000, que está referida a varios aspectos de la gestión de la calidad, y la familia de normas ISO 14000, que proporciona a las empresas herramientas para preservar el medio ambiente. De cada una de estas familias, algunas de las normativas más comunes son las normas internacionales ISO 9001:2015, que es un conjunto de normas que se implementan en los Sistemas de Gestión de la Calidad (SGC) y que sirven para mejorar y optimizar los procesos para lograr la máxima calidad del producto o servicio y, así, satisfacer a los clientes. Y, por otra parte, la ISO 14001: 2015, que es una normativa que se lleva a cabo en los Sistema de Gestión del Medio Ambiente (SGMA) para prevenir la contaminación y preservar el medio ambiente a través del reciclaje y el ahorro energético.

El hecho de poseer normativas ISO de los sistemas de gestión también exige a las empresas que lleven a cabo determinadas acciones, que se pueden englobar en las siguientes cuatro fases:

    • Planificación: elaboración de políticas y manuales, fijación de objetivos y mantenimiento y actualización de la documentación
    • Realización: formación de los empleados, comunicación de las políticas y los objetivos, control de los documentos y, también, control operativo
    • Verificación: son necesarias las auditorías externas (realizadas por empresas externas de acreditación) e internas (las lleva a cabo la misma empresa para verificar el buen funcionamiento de los procesos establecidos), y las mediciones y seguimientos
    • Actuación: requiere revisiones anuales de los sistemas de gestión y la aplicación de medidas correctivas y/o preventivas, entre otras.

Con la aplicación de las normativas ISO 9001:2015 y 14001:2015 en los sistemas de gestión, las organizaciones fijan, en primer lugar, la calidad como un factor estratégico clave que tiene como principal finalidad proporcionar al mercado productos o servicios que satisfagan las necesidades de los clientes. Y, en cuanto al medio ambiente, con la ISO 14001:2004 las organizaciones se comprometen a preservar el entorno natural y a cumplir con los objetivos ambientales que se han establecido.

 

Logo ISO

Ilustración 1. Logotipo de la Organización Internacional para la estandarización.

 

Vídeo 1. Vídeo explicativo de los estándares publicado por la Organización Internacional para la estandarización (en inglés).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *