Normativa OHSAS

¿Qué es la OHSAS?

La normativa OHSAS es un sistema de gestión de la Seguridad y la Salud en el trabajo (SST) cuyo principal objetivo es regular y garantizar el cumplimiento de unas leyes relacionadas con la SST. De la misma forma que el conjunto de reglas EMAS o ISO, la normativa OHSAS es voluntaria y su aplicación, que en determinados aspectos es más exigente que las leyes existentes, puede ayudar a conseguir estándares de excelencia en cuanto a la prevención.

El conjunto de normas OHSAS engloba dos estándares: el OHSAS 18001 y el OHSAS 18002, que se diferencian porque mientras el primero se puede certificar, el segundo simplemente ofrece algunas reglas para implementar el OHSAS 18001. El estándar certificable OHSAS 18001 se implementa siguiendo el ciclo PHVA (Planificar – Hacer – Verificar – Actuar), como se puede ver a continuación:

Ilustración del proceso OHSAS

Ilustración 1. Ciclo PHVA (Fuente: AENOR)

Este ciclo exige que la empresa sistematice sus actuaciones e implante su política de SST de una forma pautada, fijando objetivos y llevando a cabo evaluaciones a través de distintas fases en el proceso de aplicación. El hecho que un sistema de gestión de la SST esté basado en la normativa OHSAS 18001 demuestra y certifica que una determinada organización quiere alcanzar resultados positivos en el ámbito de la Seguridad y Salud en el Trabajo a través del control de los riesgos y en línea con la política de la empresa.

Con el estándar OHSAS 18001 se fijan los requisitos de aplicación de un sistema de gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo para que una organización pueda tener un control total de sus riesgos y, además, tenga la posibilidad de mejorar la SST. Por esa razón, la finalidad principal del estándar no es certificar la calidad de un servicio, sino promover en la empresa la mejora del sistema de prevención.

 
 
¿Qué beneficios aporta el estándar OHSAS 18001?

Entre los beneficios que aporta el cumplimiento de la legislación relacionada con la prevención siguiendo el estándar OHSAS 18001, se pueden destacar los siguientes:

  • Control de los riesgos. Se lleva a cabo una mejor administración de los riesgos detectados y de las medidas preventivas y correctivas adoptadas, disminuyendo de esta forma la siniestralidad laboral y aumentando la productividad.
  • Mejora de la imagen de la organización. Se aporta fiabilidad y un valor añadido a los clientes, convirtiéndose en un hecho diferencial entre su competencia.
  • El fomento de la cultura preventiva a partir de la integración de la prevención en la empresa. De esta manera, se hace visible en todos los niveles jerárquicos así como en todos y cada uno de los procesos de la organización.

 
 
 
Fuentes: AENOR  (Certificación OHSAS 18001. Seguridad y Salud en el Trabajo) e Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (OHSAS 18001. Sistemas de gestión de la seguridad y salud en el trabajo: implantación (I). Notas técnicas de prevención (898). Año: 201)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *